Me gusto muchísimo porque lo que se estaba  buscando de corregir la sensibilidad, lo hicieron todo en una sola cita. No dolió absolutamente para nada y pudieron corregirme esa sensibilidad que tenía al frío al calor y de una vez hicieron la parte estética, cerrando el cuello, dejando todo totalmente rosado

El tratamiento convencional duele mucho mas y hay que hacerlo en varias citas, a diferencia del láser, en el que personalmente no sentí absolutamente para nada y se logra en una sola cita y el resultado es maravilloso